jueves, 29 de abril de 2010

JULIO "EL CHOLO HUASASQUICHE", ¡NOTABLE AUTOMOVOLISTA PERUANO! FAMOSO COMO "EL CORREDOR DEL PUEBLO".

Julio Huasasquiche
Cuando sólo la radio y los diarios se ocupaban de los grandes del deporte en los años 40 del anterior siglo, una figura muy popular se distinguió en el campo automotor. Fue Don Julio Huasasquiche, el inolvidable "cholo", arriesgado para demostrar su valor en aquellas pistas en la que muchos dejaron la vida. Cada cita era enfrentarse al terrorífico Pasamayo, lugar que se prestó como escenario especial para los que pisaban fierro a fondo en busca del triunfo que los consagre. Sin ninguna duda, Julio Huasasquiche se constituyó en una gran figura del automovilismo peruano. Disculpen no recuerde su ciudad de origen, pero de acuerdo a comentarios a esta reseña, todo indica que nació en Ica.

Fue el provinciano que se impuso en un medio sólo para los que se encontraban respaldados por una buena solvencia económica. El Cholo Huasasquiche   era un excelente mecánico y mejor corredor. Muy querido y popular entre nombres como el de los Hnos. Román y Manuel Balta, también famosos por su taller a una cuadra del Cine "Miraflores". Les cuento. En nuestra niñez fue compañero nuestro en el colegio Primavera, Román, el hijo del mayor de los Balta. Evoco al gordito y siempre alegre Román, acompañando a su padre como copiloto y ganándose el aplauso y admiración de sus compañeros. Fue una época que el automovilismo tuvo gran fama en el Perú.

Otro automovilista de primera fue Don Enrique "Henry" Bradley y tal como sucediera con Román,  competía llevando a su lado al que resultaría, cuando grande, una de las figuras más sobresalientes del automovilismo nacional: Henry Bradley Hijo.  Estaban los Astengo, Los Dibós, Alvarado y su ladrillo, el gordo Marimón y de la Argentina los famosos Hnos. Gálvez. Con estos grandes del volante competía "El Cholo Huasasquiche" y lo más curioso, corría con coche prestado. Por eso su fama.  Se cuenta que cuando asistía al "Teatro Piconna", el público se ponía de pie y le brindaba aplausos. Llegó a Cracas como chofer interprovincial Lima-Ica. Allí dejó familia y viuda que aún vive.

Nuestra cabeza hierve al extraerle sus recuerdos. Julio Huasasquiche Uchuya es inolvidable. Rompía motores y su pujanza era extrema. Los cómicos parodiaban las carreras de automóviles y relataban a Huasasquiche llegando a la meta, jadeante y "empujando su carro" con tal de cruzarla. Fue un singular personaje que nos da gusto extraer de nuestros archivos mentales. No hay nada que hacer. Lo que se aprende de niños, jamás se olvida. Concurríamos a la  avenida Panamericana con los muchachos del barrio a ver el paso de los coches de carrera. Era todo un espectáculo ver pasar a Huasasquiche, "El Corredor del Pueblo", entre vivas de sus seguidores e hinchas.

El recordado compositor del vals "Lucy Smith", Abelardo Carmona, compuso en 1942 una polka muy alegre para el causante de esta reseña. Titulada "A Huasasquiche" y estrenada nada menos que por Jesús Vásquez. Decía en sus versos: "La gran hazaña del automovilismo, merece sin excepción, aplausos a Huasasquiche. Piloto peruano al luchar con afán, la gran carrera del norte argentino, con volantes extranjeros. ¡Marca primera, después segunda, luego tercera, marcha veloz, por carreteras que apenas conoce y llega a la meta alcanzando honor". Una lástima no exista grabación alguna de esta composición, cuya letra la hemos extraído del "Cancionero de Lima" año 1942.

Este es nuestro homenaje al pasado, quizá aderezado con un poco de fantasía pero, vale la pena hacerlo. De seguro nadie recordaba al querido "Cholo Huasasquiche", cuyo apellido era obligado como "chapa" al compañero provinciano de nuestras aulas escolares. Este astro del automovilismo, brilló con luz propia. Ese fue su gran mérito y lo evocamos como nuestro mejor homenaje en su memoria.  JULIO "EL CHOLO HUASASQUICHE", vive por siempre. Fue uno de los grandes del automovilismo peruano. Muy importante para este blog "¡Qué Notables Fueron!". Héroe del mundo del automóvil y que engalana nuestros recuerdos de tiempos mejores. Gracias.

ENRIQUE, AGAPITO Y CONSTANTINO PERALES DEL RÍO, TRES HERMANOS QUE FUERON DEL "MUNI".

Enrique Perales
Tres hermanos dedicados al fútbol y con un pundonor a prueba de todo. Me imagino en el recuerdo ver a Enrique Perales Del Río, siempre bien peinado a la gomina, pelo brillante y luciendo sus característicos bigotes con mucha elegancia. Era el primero en ingresar al gramado del Estadio Nacional como capitán del Deportivo Municipal, cuadro en el que brindó sus mejores actuaciones. Su puesto era el de "back centro". Un defensa aguerrido, recio y figura principal del cuadro edil, allá por el 45 del siglo pasado.

Tuvimos ocasión de ver jugar como arqueros a Carlos Busanich y al flaco Luis Suárez con las defensas de Enrique Perales y César Bruch. Era el cuadro de Tito Drago y su hermano "Pichirro", que funcionaban al ritmo que imponían Vides Mosquera y Caricho Guzmán, los famosos integrantes de los 3 gatitos. El alimentador de estos felinos, fue otro grande del recuerdo: Segundo "Titina" Castillo. Desde esos tiempos, este cuadro del Municipal adquirió esa nominación de "la Academia", porque sus integrantes fueron realmente maestros.

Agapito Perales
Enrique Perales, el mayor de la dinastía llegaría a la Selección para el Sudamericano de Guayaquil. También fue notable Agapito Perales, puro pundonor y quizá el más bravo de la familia. No tuvo la prestancia del mayor pero lo superó en guapeza. Emigraría a México, pais en el que triunfó y retornó nuevamente al cuadro edil hasta su retiro del fútbol, dejando el recuerdo de su grandeza deportiva en las canchas. Competían por esos tiempos el Chalaco, el Tabaco, el Centro Iqueño y el Ciclista Lima, entre otros equipos.

Nos referiremos a Constantino, el menor, el jovencito y que heredó las mismas características de los Perales. Destacó como todos en el campo defensivo. Sudaba la camiseta del "Muni" y aunque algo duro, de mayor estatura y gran físico, lo superaba todo y era muy difícil pasarlo. Aquí se producía aquello de "pasa la bola pero no el jugador". Si hubo un cuadro de muchas simpatías en aquellos años, ese fue el Municipal de los hermanos Perales. ¡Qué grato es evocarlos y retornar a nuestra juventud de aficionados al fútbol!.

Constantino Perales
Épocas del tranvía y las grandes colas para ingresar al viejo Estadio de madera. ¡Cómo olvidar esas barras alentadoras y las palmas que recibían los jugadores del Municipal al ingresar al campo de juego!. El astro Sol, brillaba intensamente y no existía la sombra ni para los de primera. A raíz de estas reseñas nos llamó telefónicamente Constantino Perales en una de sus tantas visitas a Lima y agradeciéndonos el recuerdo. Él reside en México y fue allí que se enteró de nuestro blog "Qué Notables Fueron". En el Club Deportivo Municipal triunfaron y quedaron para el recuerdo, estos pundonorosos hermanos ENRIQUE, AGAPITO Y CONSTANTINO PERALES DEL RÍO, tres botones de muestra de lo que se lució en nuestro fútbol y que tuvimos la suerte de admirar. Gracias.

miércoles, 28 de abril de 2010

JOSÉ CHIARELLA. "FUTBOLISTA Y TÉCNICO ENTRENADOR".

Profesor José Chiarella Espíritu
Cuando cursábamos nuestra primaria en el colegio "Primavera", el famoso 401 de Angamos, un exalumno hacía sus pinitos como profesor de educación física. Ya lo conocía a través de una foto de su promoción en la que posaba con todos sus compañeros, entre ellos mis hermanos Angel y Sócrates. Con sus pantalones cortos y en la primera hilera de sentados, muy circunspecto y ya demostrando carácter. Se trataba de José Chiarella Espíritu, popular muchacho de Surquillo de la calle González Prada.

Tendría en aquel entonces sus 22 años y empezaba sus actividades con canciones tradicionales de la vida escolar. Luego, todos al campo y muchas veces a la famosa "Huaca Juliana", a respirar el aire puro de los ya desaparecidos campos y sus verdores miraflorinos. Vendrían luego las prácticas de fútbol, basket y hasta el Baseboll. Era el nato profesor con alma de transmitir y educar. Y pasarían los años. Jugaría profesionalmente al fútbol, creo que lo hizo por el Municipal y adquirió notoriedad por su juego.

Este deportista de naturaleza, muy estudioso de tácticas nuevas y siempre con ánimo de superación, se convirtió en técnico de fútbol. Dirigió a los grandes del balonpié peruano y tuvo ocasión de hacerlo con nuestro querido  seleccionado, imponiendo su estilo siempre en el marco de la disciplina férrea, no muy simpatizada por las estrellas de aquellos tiempos. El profesor Chiarella, es siempre recordado con afecto y jamás se involucró en noticias sensacionalistas, dejando un ejemplo de honorabilidad y simpatía.

Su afán de conocimientos lo llevó fuera de la Patria y en Brasil reforzó los mismos para ponerlos en práctica en nuestro medio. Fue el estudioso por vocación. Pertenece a esa generación de entrenadores como Don Alfonso Huapaya, Arturo Fernández, Adelfo Magallanes y otros de una generación anterior a él. Llegó con toda su experiencia a asesor de nuestra selección para Mexico 70 y las que siguieron. En síntesis, empleó tácticas modernas en aquellos tiempos de improvisaciones, hasta la llegada de Didí.

Hoy disfruta de los años vividos, en unión de su esposa Ivete Quinhoes, dama de nacionalidad brasileña y ya adaptada al ritmo de José. Hay una buena descendencia: Roxana, Roberto y Silvio. Es amante de la playa, el campo y los paseos. Precísamente Roberto, uno de sus hijos, nos ilustró estas sus actividades y ya habrá ocasión de conversar con el "profe". Viene a nuestra memoria, aquella sorpresa a Ivete por su cumpleaños y que llegó "El Hombre del Acordeón" y disfrutamos de su alegría y entusiasmo en familia.

Permítannos evocar a sus hermanos Francisco, Maruja, Carlos, Lino, Margarita y Antonio Chiarella, gran camada que tuvimos el gusto de conocer en nuestras andanzas surquillanas. Sentimos gran alegría por saber de él. Aquí cumplimos con reseñar a los notables y eso fue JOSÉ CHIARELLA ESPÍRITU, un señor al que rendimos nuestro sincero homenaje, como seguidores de su limpia trayectoria deportiva. Estamos seguros de haberlo incluído en este blog de NOTABLES y que los reciba pleno de salud. Gracias. 

"GILBERTO TORRES MORALES". "FUTBOLISTA Y GRAN DEPORTISTA".

Torres, Barbadillo, Valeriano, Drago y E. Morales
Esta vez al personaje de nuestro blog, lo extraemos de nuestros recuerdos juveniles. La época de Lolo Fernández, el inmortal "cañonero" de la "U". Se trata de Gilberto Torres Morales, un artista del balón que, gracias a su agilidad y dominio del mismo, se constituyó en figura de aquella escuadra crema, el gran puntero izquierdo, aquel al que la afición y el periodismo bautizaran como: "la bailarina loca", título de una película que se estrenaba en Lima. La anécdota nos la explicó el propio Gilberto.

Adquirió tal apelativo porque realizó malabares, parándose con ambos piés sobre la pelota, ante la brusca arremetida de los hermanos Marcos y Joe Calderón del Sport Boys. Con los brazos abiertos, haciendo equilibrio cual bailarina de ballet, aparecía en las páginas deportivas de todos los diarios. Llegó a jugar por nuestra selección en el famoso Sudamericano de Guayaquil y se consagró, como muchos otros, en la era del "Dorado de Colombia. Fue todo un crack internacional y prestigió al Perú.

Dejó el futbol y se asimiló al juego de bochas. Resultó un estilista de primera y campeonó en diversos certámenes del Perú y el extranjero. Si fue bueno en el balonpié, superó sus conquistas de medallas en las bochas. Son dos los Torres Morales que triunfaron en el viejo Estadio Nacional de José Díaz: él y su hermano Carlos, jugador del Atletico Chalaco y que luego se integrara al Universitario; famoso, por ser el primer futbolista que logró una suma "increíble" por su pase. (Nada que ver con lo de hoy).

En el Colegio Salesiano.
Lejos de las canchas, este salesiano querido cobró resonancia, al debutar como cantor de tangos. Es poseedor de un estilo melódico y su voz corre diáfana cuando se exige para interpretar el repertorio gardeliano o cualquiera de los grandes éxitos de la canción gaucha. Viajó a Buenos Aires y representó al Perú en un famoso festival tanguero. El público lo ovacionó y guarda como un tesoro, su recuerdo con Marianito Mores, que apadrinó su actuación. Siempre logró sus objetivos.

Grabó un Larga Duración con Josecito Pace y su agrupación, en el que también cantan el "brujo" Walther Ledgard, ícono de nuestra natación; Gastón Guido, locutor y publicista notable y José Cómena, el gran "Pipo" de todos los tiempos. Se convirtió en productor radial y en un excelente conductor. Anunciaba cada tema con mucho conocimiento y los comerciales, con toda la seriedad del caso. Gracias a Oscar Artacho, tuvo una larga temporada en Radio Selecta y se integró al mundo locutoril.

Abstemio y muy sano, nos regala con su voz en la Misas de San Vicente de Paul en Surquillo. "El Ave María", los cánticos religiosos y su enorme voluntad de cantarle a Dios, logran que se mantenga con su arte. Vive al lado de su hija, producto de su amor eterno con Yolanda, hermana de Juán Castro, su compañero en la delantera crema. Cada 15 de Agosto, dia de su cumpleaños, saludamos a "GILBERTO TORRES MORALES", el futbolista "Cantor de Tangos" y gran puntero de la "U".

martes, 27 de abril de 2010

WALTHER LEDGARD JIMÉNEZ. "EL BRUJO". FUE A LAS OLIMPIADAS DE BERLÍN. UN GRAN NADADOR.

Pablo de Madalengoitia,  Tarzán
Johnny Westmuller y el "Brujo"
Walther Ledgard Jiménez
Otra de las leyendas de la natación peruana. Perteneciente a una familia de deportistas en la que destacó por su gran capacidad de acumular records y practicar casi todos los estilos. Integrante obligado a asistir como representante de los colores patrios a todos los sudamericanos, panamericanos y fulgurante en las famosas Olimpiadas de Berlín en la que, además de batir marcas inalcanzables, se dio el lujo de derrotar a los ases europeos, alcanzar en sus eliminatorias una sorprendente clasificación que lo hizo famoso.

Como todos sabemos, en Berlín se vieron frustradas las grandes aspiraciones de todos los deportistas a raiz de lo acontecido con el seleccionado de fútbol. Fuimos despojados de honrosos triunfos y esto originó el retiro del Perú, ante una incertidumbre de garantías en todos los aspectos. Era la epoca del dominio nazi y no existían garantías para los logros futuros. Don Oscar Benavides, Presidente del país, ordenó el retiro de nuestros seleccionados y con ello, la oportunidad de los triunfos del "brujo" Walther Ledgard.

Logró por otro lado, ya lejos de esos ingratos recuerdos, establecerse con su acreditada academia de nado y ser un pionero en este rubro. Uno de sus herederos que logró deslumbrar a los aficionados fue el versatil Tater Ledgard, dominador de varias disciplinas deportivas y gran ganador en toda competencia. Hizo hasta box, emulando a su tío Kiko. Asi es, para quienes no lo sabían, Kiko Ledgard fue hermano menor de este astro de nuestra natación, hombre sano, muy organizado y gran personaje del mundo.

Su inquietud de cumplir metas trazadas, nos tocó verlas realizadas. Algo increíble. De la piscina pasó a los salones del arte y nos sorprendió cantando tangos. Una etapa pintoresca en la que Walther mostró este talento guardado y lo dejó grabado en un larga duración con el acompañamiento del Conjunto Típico del inolvidable pianista argentito Josecito Pace. Entre otros, actuaron a su lado: Gilberto Torres, Gastón Guido y José "Pipo" Cómena. Otra característica innegable de los hermanos Ledgard Jiménez.

Recalco que no somos estudiosos de su biografía y records. Estas reseñas tienen como objetivo, rescatar del olvido a los personajes como WALTHER LEDGARD "EL BRUJO" y dejarlos en este blog de Notables que prestigiaron al Deporte Nacional. Siempre fue noticia y muy querido por todos. En sus últimos años era frecuente verlo frente a las cámaras de la televisión, demostrando su fortaleza de espíritu y contagiándonos de aquel pundonor y jerarquía de atleta ejemplar, orgullo de la Natación en el Perú. Gracias. 
             

sábado, 24 de abril de 2010

DIMAS ZEGARRA. "ARQUERO DE UNIVERSITARIO DE DEPORTES Y DE LA SELECCIÓN PERUANA".

Dimas Zegarra
De gran estatura y extraordinario atajador bajo los tres palos. Lo recordamos en ese partido trascendental de la despedida de Lolo Fernández. Dimas Zegara al arco. Como defensas Da Silva y Valdivieso. Linea media Gasco, "lora" Gutiérrez y Joe Calderón. La delantera de la "U". Ala derecha Mario Osorio con Juán Castro; al centro, el ídolo máximo de Universitario "Lolo" Fernández y completando la delantera nada menos que Alberto Terry y Dante Rovay. Allí estuvo presente a quien reseñamos en esta ocasión. Fue notable en toda la extensión de la palabra. Vaya, si tenía casi dos metros de estatura. Hubo otro gigante del Chalaco, el gringo Hart, "el negativo fotográfico" de Dimas y que llegó también a jugar por la "U". Muy ágil, de buena vista y reflejos pero, como a todos los grandazos, se la hacían fácil por abajo. Fue el sucesor, de algún modo, de Walther Ormeño, el otrora famoso "Superman de la "U".

El veterano Dimas
Creo que barranquino y jugó en sus inicios, allá por el 1951 en el "Unión Callao" y en donde venía destacándose como promisor arquero. Llega a la "U" en 1952 y se hace dueño del titularato durante 14 años, porque estuvo luciendo la camiseta crema hasta 1966. Fue convocado a la selección peruana para los sudamericanos de Uruguay y Argentina, cumpliendo excelente trabajo. Con Rubiños y Correa formaron parte del equipo pre seleccionado que participaría en "México 70". Una lesión y Marcos Calderón en 1965 prefirió quedarse con Bazán y Rubiños. Del 67 al 69 jugó por el "Porvenir Miraflores" y ya los años y el trajín en los campos de juegos empezaron a hacer sentir sus efectos. Lo recordamos tiempo después en un partido amateur en Surquillo, tapando por un club barranquino.

En efecto, en el estadio surquillano se enfrentaban nuestro club Ciclista Alianza y el cuadro barranquino, no recuerdo el nombre, que en sus filas contaba con dos hermanos Zegarra: el arquero y otro delantero. Los criticones ponían su punto de vista acerca de lo que, un profesional como Dimas, arriesgaba en una competencia no profesional. El famoso arquero, estrella en el Estadio Nacional, demostrando su sencillez y amor a su cuadro de barrio, atajaba con el mismo ardor y pundonor que demostraba en las competencias del fútbol peruano.

La "U" en la despedida de Lolo Fernández.
En nuestra sala de redacción y como buenos hinchas de la "U", lucimos una ampliación fotográfica del cuadro crema, aquel de la despedida de Lolo. Hará días y en uno de los noticieros de la televisión nos dimos con la noticia de una grave dolencia que afectaba la visión de Dimas Zegarra. Ojalá reciba la ayuda que solicita. Antes de escribir esta nota y ver a Dimas, sereno, brazos cruzados y la casaquilla granate de sus buenos tiempos en esa foto del recuerdo, nos animamos a dedicarle estas líneas.

¡Gran Atajada!
Evoco a este arquero, ya fuera del campo deportivo, integrándose al mundo de los negocios con una empresa propia, producto de sus ahorros y que financiaba créditos con grandes intereses. Era fácil advertir su presencia en el Jirón de la Unión, muy elegante y siempre reconocido por la multitud que lo saludaba con aprecio. Nos hicimos socios de su empresa, como ahorristas pero por poco tiempo. Lo recordamos muy gentil y personalmente, quedamos como buenos amigos.

De su época gloriosa de arquero, evocamos sus estupendas atajadas a Valeriano o al loco Seminario y a todos los famosos delanteros a los que se enfrentó. No lo recuerdo con otra camiseta que no sea de la "U". En estos momentos en los que su salud corre peligro a causa de ese glaucoma agudo, un pedido a la actual dirigencia crema para que lo ayude salir de este trance. A recurrido al Hospital de la Solidaridad y hacemos votos para que DIMAS ZEGARRA, vuelva a hacer noticia, completamente recuperado. Gracias.

lunes, 12 de abril de 2010

"LOS HERMANOS PEDRO Y GUILLERMO VALDIVIESO". ¡ASTROS DEL SPORT BOYS!.

Pedro y Guillermo
Valdivieso
Reseñar a los Valdivieso es volver a vivir. Es retornar al viejo Estadio Nacional y desde la "popular" vibrar otra vez con estos nombres. Son parte de nuestra juventud añorada. Es llegar tempranito, acomodarte en el mejor lugar y compartir con los amigos la clásica "butifarra" o el "pan con huevo" que sustituía al almuerzo de casa. En los campeonatos "relámpago", era frecuente hacerlo porque el tono empezaba a las 10 a.m. La propina no alcanzaba para más, salvo que vinieras con Angel, nuestro hermano mayor.

Los famosos "perros" del Boys, ocupaban la izquierda de su goleadora delantera. Guillermo "wing" y Pedro "insider", alero e interior respectívamente. Al centro, el más grande anotador de cabeza del fútbol peruano: "Valeriano López". Continuando a la derecha nada menos que don "Willy" Barbadillo y de puntero Carlitos Drago. Todos inolvidables y sin ser hincha del cuadro rosado. Esta delantera fue notable y allí se lucieron los hermanos Valdivieso. El organizador y más temible fue Pedro, todo pundonor y fuerza.

Ambos muy parecidos físicamente pero Guillermo algo "chorreao". No eran pinta para nada. Creo que ni se miraban al espejo ni tenían tiempo para el acicalamiento. Lucieron buena técnica y dominio del balón. Juntos los hermanos, eran imparables. Los dos lucían bigotes y nosotros, muchachitos, les teníamos respeto. El clásico del Callao, Boys frente al Chalaco, llenaba el Estadio y allí destacaban Pedro y Guillermo con su empuje y entrega hacia la rosada. Mina, Rosasco, los Leca y Azca, igualmente brillaban.

Pedro Valdivieso
Este reseñador aficionado, durante los primeros años de residir en Santa Isabel de Carabayllo, por 1973, viajaba al lado de Don Pedro Valdivieso. Ambos nos trasladábamos a Lima en la "37" y muchas veces retornábamos a casa juntos. Fue nuestro vecino y evocaba con nostalgia sus tiempos de futbolista. Como es lógico, el fútbol pasado fue siempre mejor para Valdivieso. Verlo y tratarlo con la tranquilidad de sus años de reposo, sonriente y presto a la anécdota, hacía que la distancia se acortara.

Hasta que dejamos de verlo y volvimos a la rutina del viaje largo y pesado. Con qué cariño evocaba a su Boys de siempre. No existió para él mejor mediocampista que Dagoberto Lavalle y sus centros precisos a la "mitra" de Valeriano. Tampoco un verdugo mayor a Guillermo Leca como ejecutor de penales. Siempre se refería a Lorenzo Pachecho como símbolo de la rosada. Con Guillermo decía, éramos siameses. Teníamos que estar juntos para jugar bien y, carcajeándose agregaba: ¡jugábamos sin bozal!.

Desde Santa Isabel mi dedicatoria y saludo a estos inolvidables maestros del balonpié. Frente a este frágil teclado, cada evocación aflora espontánea porque se extrae de la realidad vivida. Son parte de nuestras experiencias de locutores, que bebimos con sed de conocimientos y gozamos con hacerlo. "GUILLERMO Y PEDRO VALDIVIESO", dos hermanos que identificaron al "Sport Boys" y le dieron jerarquía con su juego y pundonor. No hay porteño del Callao que no sienta orgullo de ellos. Gracias.

jueves, 8 de abril de 2010

"CORNELIO HEREDIA ZAMBRANO". ¡EL POPULAR "CHOCOLATÍN" DEL ALIANZA LIMA!.

"Chocolatín" Heredia.
Señor del medio campo alianzista y baluarte en todos los encuentros. Dueño de los penales y certero al anotarlos. Siempre bien ubicado y un caballero, incapaz de cometer actitudes negativas y respetuoso con el rival, sea de cualquier equipo. Su estampa quimbosa y su color de raza noble le ganaron el apelativo de "chocolatín". Fue de aquella generación de Legario, el "patrullero" González, Carlos Gómez Sánchez, el "feo" Salinas, Félix y Roberto Castillo, Juán Quispe, Gerardo Arce y otros notables.

Llegó a jugar en el viejo estadio de madera y nació dotado de las mejores virtudes para practicar el fútboil. Organizador nato, sereno y poco amante de la espectacularidad. En los clásicos con la "U", solía marcar nada menos que a Lolo Fernández. Lo admiraba y recordaba siempre la despedida del "cañonero". Comentaba que se habían puesto de acuerdo para no marcarlo y dejar que se luciera porque se lo merecía. En efecto, ganó el Universitario con goles de Lolo y vuelta en hombros por la cancha.

Tuvimos la suerte de conocerlo, cuando vivíamos en la misma cuadra del local aliancista, cuadra 9 de Manco Cápac. Siempre sonriente y afectuoso, un ejemplo de ciudadano al que la fama jamás afectó. Don Cornelio Heredia, nos aceptó unos tallarines en "Pollos Tomy", un rastaurante que ambos frecuentábamos. Era una pintura su criollismo y le agradaban los "serenateros" que llegaban con sus guitarras y entonaban valses y polquitas para amenizar el "combate". Sus "patas" eran Félix y Roberto "chupón" Castillo.

Muchas veces salió glorioso y triunfador con el Alianza Lima. Obtuvo campeonatos y no recuerdo si emigró al Dorado de Colombia. Fue muy sencillo y recordaba al "feo" Salinas como un super dotado del balón, es decir, con buena potencia para patear y convertir goles. De Carlos Gómez Sánchez, lo evocaba como un fuera de serie y le tomaba el pelo a Teódulo Legario, diciéndole que sólo atajaba bien cuando salía el sol. Le agregábamos que afectaba a todo el equipo íntimo y reía aduciendo que eso era un cuento.

Lo cierto es que su juego agradó a propios y extraños. Llegó a la selcción peruana y la defendió con toda su maestría. No defendió mas que al Alianza Lima y ese fue siempre su orgullo. Íntimo hasta el tuétano y muy querido por la nueva hornada, aquella de Perico León, Pitín Zegarra, César Cueto y tantos discípulos que imitaron su juego y dejaron bien en alto la blanqui azul. Ha sido la reseña de "CORNELIO HEREDIA ZAMBRANO", el popular "CHOCOLATIN" del ALIANZA LIMA. ¡Inolvidable!. Gracias.

"LOS HERMANOS ENRIQUE Y EDUARDO BUSE". ¡NOTABLES EN EL TENIS NACIONAL!.

Casi todos los personaje notables que evocamos, pertenecen a la misma época. Durante mucho tiempo se lucieron en sus canchas, estos famosos hermanos. Enrique, de gran técnica y esforzado en su accionar y Eduardo, "el gringo", un complemento maravillosos para su hermanos cuando jugaban a dobles. Los Buse, acaparaban comentarios y sus fotos aparecían siempre en los periódicos. Son personajes del deporte que nos da gusto reseñar y que nos impactaron por sus grandes actuaciones.

Repetimos que adolecemos de datos y en Internet hay muy pocos o muy limitados en información. Nuestros recuerdos se abren y con las clásicas vestimentas de blanco, Enrique y Eduardo llegaban a las competencias en el Lawn Tenis de la Exposición o en el Club Terrazas de Miraflores. Teníamos un amigo cuyo tío de apellido Montalvo, era entrenador de tenis. Muchas veces fuimos a visitarle al Terrazas e ingresábamos con él. Nos entusiasmaba recoger pelotas y cruzar la cancha a gran velocidad.

Así tuvimos oportunidad de ver a los Buse en vivo y en directo. Admirábamos, con nuestra ignorancia del deporte blanco, esos saques tan precisos de Enrique. Era incansable en sus entrenamientos. Las toallas estaban a la mano para quitarse la tremenda transpiración del rostro y cuello. Lo veíamos como si fuera una estrella cinematográfica porque tenía su buena "pinta". De nuestro modesto barrio, dábamos un salto a un mundo ajeno pero agradable. Jamás fuimos marginados y las propinas llovían.

El "gringo" Eduardo Buse, parecía gemelo de su hermano pero de otro color. Muy agradable, sencillo y todo un señor. Eran jóvenes, lucían un buen estado atlético y eran la pareja principal que representaba al Tenis peruano en las competencias internacionales. Hasta la aparición de Alejandro Olmedo, la fama y el éxito eran de su propiedad. Eran notables como Arnaldo Alvarado, Daniel Carpio o el mismo Lolo Fernández. Una lástima no poder comentar sus grandes triunfos y ante quienes los lograron.

Cada vez que vemos en la televisión las competencias de la Copa Davis y otras, siempre llega la evocación de estos dos grandes personajes. Siempre aparecían en los noticieros de los cines, en blanco y negro y en esa pantalla gigante con la narración llena de ruidos. Otras épocas, pero siempre gratas e inolvidables. Los HERMANOS ENRIQUE Y EDUARDO BUSE, pertenecen a ese archivo de grandes y notables figuras del deporte. Jamás serán olvidados y esta es nuestra reseña entusiasta y justa. Gracias.