martes, 22 de mayo de 2012

LA TRAGEDIA DEL 24 DE MAYO EN EL ESTADIO NACIONAL. JUGARON ARGENTINA Y PERÚ PARA LAS OLIMPIADAS DE TOKIO.

Selección Peruana
Ya estamos a vísperas del 24 de Mayo y evoco la tragedia ocurrida en el Estadio Nacional de Lima luego de suspendido el partido entre Perú y Argentina, por la clasificación a las Olimpiadas de Tokio 1964. Fútbol amateur, es decir, con integrantes de equipos  no profesionales de aquellos tiempos. Todo a consecuencia y cuando el árbitro uruguayo Ángel Eduardo Pazos anulara el gol de empate del juvenil Víctor "Kilo" Lobatón, logrado a escasos dos minutos para finalizar el encuentro. Integrábamos el equipo de "Pregón Deportivo" y pudimos observar los incidentes dentro del campo y las humaredas blancas de las bombas lacrimógenas lanzadas a las graderías. Nadie presagiaba la tragedia posterior. Destacaban en esa selección juvenil jugadores como Luis Zavala y  Enrique Casaretto que brillarían después en nuestro fútbol.

Las bombas lacrimógenas
La gran mayoría de periodistas, locutores y narradores de los espacios deportivos, finalizada la transmisión, se retiraba a sus hogares o a las radios para hacer los informes del partido. Nunca nos imaginamos lo que sucedió en las vías de salida de nuestro estadio. Una penosa tragedia. Recuerdo que se le trató de inculpar al Mayor de la Guardia Civil Jorge de Azambuja, de ser el responsable al haber ordenado lanzar bombas lacrimógenas para controlar al público que se desbordaba al campo y que ponía en peligro la integridad física de los protagonistas de aquel partido de fútbol.

Nota sobre el "negro bomba".
Vimos, como todos los asistentes al Estadio Nacional, el  ingreso del "Negro Bomba" al campo de juego y que tampoco se imaginaría lo que su acto causó. Se llamaba Germán Cuenca Arroyo y que sufrió una tremenda paliza por parte de las fuerzas del orden. Fue motivo para que la policía soltara a sus perros, causando la protesta de las tribunas que reclamaban por la anulación del gol peruano. Nos parecía una bronca más de las tantas que viéramos, pero, la verdad es que nadie de "Pregón Deportivo" se imaginó esta tragedia.

Trágica fotografía en 1964
Inmediatamente conocido el suceso, se comentaron los acontecimientos de aquel resultado negativo a nuestras aspiraciones para las olimpiadas. Fue allí que se lamentó la muerte de más de 300 personas. Hubo ediciones extraordinarias de "La Prensa", "La Crónica" y "El Comercio" que graficaban sus páginas con fotos realmente dramáticas. Era increíble lo que veíamos. Escenas desgarradoras con muertos en hileras inacabables. Rostros de personas que buscaban a sus familiares en medio de tan macabro escenario. Algo para "Es verdad aunque Ud. no lo crea". ¡Espantoso! Las fotos que agregamos a esta reseña son elocuentes testimonios de lo dolorosa que fue esta tragedia en el Estadio Nacional.

Elocuente muestra de terror
Paralelamente laborábamos dicho año en "Victoria Televisión Canal 2" y nos tocó leer las noticias y el editorial escrito por Carlos Torres Lara, director del noticiero. Fue una dura y severa crítica a la policía. Imbuidos en nuestra profesión, lo hicimos con la agudeza que requería tal comentario. Diré que al retornar a casa recibí de mi familia paterna una fuerte reprimenda por haber sido tan álgido con la policía. Mi padre fue miembro fundador de la Guardia Civil y no aceptaba la manera drástica en que relaté aquella nota. Gajes del oficio que en muchas otras oportunidades nos ubicó en similares situaciones..

Esta puerta estuvo cerrada
Recuerdo mucho tiempo después y a raíz de un ligero temblor, quisimos abandonar las graderías del estadio y bajar por las escaleras. Mis más de 90 kilos se convirtieron en nada ante los apretones de la multitud de concurrentes. Fuimos levantados en vilo y hasta perdimos el piso. Nos imaginamos entonces el pavor que sintieron los protagonistas de la tragedia del 24 de Mayo de 1964, al tratar de fugar y encontrar las puertas de escape cerradas. Un mal recuerdo que no olvidamos quienes estuvimos en aquella fatídica fecha y que reseñamos en este blog como parte de la historia del fútbol peruano. Mi homenaje a quienes tuvieron la desgracia de perder la vida en tan lamentable suceso y comprensión ante tremendo dolor de tantas familias afectadas. Gracias.  


domingo, 13 de mayo de 2012

EL BASKETBALL FEMENINO DEL PERÚ TUVO NOTABLES FIGURAS. UNA DE ELLAS: BERTHA AURORA ROMÁN IRIARTE. GRAN TITULAR DE NUESTRA SELECCIÓN FEMENINA.

Bertha Román
Dedico esta reseña a la notable basketbolista peruana Bertha Román Iriarte y que nace de nuestro sentimiento deportivo y personal. Es como volver a los tiempos de nuestra juventud y recordar a Lucrecia Velarde, gran capitana y eterna jugadora de nuestra selección. A su lado brillaba una chiquita de estatura y que nadie olvida: Rina Espinoza. La época de mi gran amiga Isabel Delgado, en cuyo hogar festejábamos siempre su cumpleaños. Nos contrataba para amenizarlo con el conjunto musical de "El Hombre del Acordeón". ¡Qué tiempos aquellos! En su fecha natal, era clásico ver a las jugadoras de nuestra selección que compartían aquellos momentos con todo el entusiasmo del caso. Hubo inclusive una ocasión en la que trajo su canto nuestra cancionista Eva Ayllón y que le dedicó muchas canciones a la dueña del santo. Allí estuvo Lidia Quintana y por supuesto Bertha Román. Jugadoras de gran jerarquía siempre han existido en el basket femenino.

Campeonas en el Ecuador.
Quizá su mayor auge fue en la década de 1970 y allí brillaron Bertha Román, Karin Junek, Lidia Quintana, Roxana Rivera, Ketty Rojas, Rosa Quelopana, Kattia Manzur y Sheilah Allison entre otras. Lo que hacían estas muchachas en la cancha nos deslumbraba a todos los aficionados que concurríamos a verlas defender a la Selección del Perú. Aquel deporte era solidario. Existía siempre alguien que destacaba, pero no lo era todo si es que no compartía esfuerzos con las demás jugadoras. Bertha Román, una pequeña y espigada morena que tenía fuerza y coraje, se lucía en cada actuación. Solía escaparse de los esquemas practicados y regalaba a la afición jugadas sensacionales.

En Palacio de Gobierno
Ágil y veloz como ninguna. Era un espectáculo aparte y sabía combinar muy bien con la esforzada jugadora Lidia Quintana. Son nombres que jamás se olvidan. Lo dejaban todo en el campo y si había una derrota, las lágrimas brotaban de rabia de esos ojos que no deseaban jamás lo que no fuera victoria. Tuvo su mejor momento defendiendo al "Cristal". Por sus condiciones extraordinarias, este equipo la contrató desde los 15 años, junto a Lidia Quintana. Isabel Delgado, su entrenadora, tuvo la certeza que ambas podrían sobresalir en este que fuera tan popular deporte. Allí se le conocía como Bertha "Kukanova" Román y admirada por ser escurridiza y encestar en doble ritmo. Empezó a jugar casi una criatura. Se le recuerda con mucho cariño y admiración. El periodismo actual, la radio y la televisión, se olvidaron del Basket Peruano.

¡Qué equipo tenía el Perú! 
He vuelto a ver a esta mujer extraordinaria en el "Almenara", el que fuera famoso Hospital Obrero y compartió sala con mi esposa Antonieta y que se recupera de una intervención quirúrgica. El Día de la Madre, estuvimos saludándola y conocimos a su hija Aurora, como su mamá, porque la exbasketbolista se llama Bertha Aurora Román Iriarte. Fue operada con éxito y no tuvo ningún reparo en enseñarnos la huella quedada. Estaba caminando y la enfermera tenía que ponerla en regla. No tenía la más mínima idea de que estaba tratando con una de nuestras estrellas de la época de oro de nuestro basket y que se salía de las reglas con individuales jugadas para anotar a su estilo.

¡Toda una campeona!
Pero volvamos a la selección. En 1974 ganó nada menos que el Sudamericano de Riobamba en el Ecuador. Nuevas figuras surgirían y tres años más tarde campeonaron nuevamente en el Sudamericano que se realizó en nuestra capital.  Recuerdo a Marilú Menéndez, Manuela Picasso, María del Carmen Penagos, Rosa Salhuana y Betsabé Dávila. Por supuesto que allí estuvieron igualmente Bertha Román y la pundonorosa Lidia Quintana y muchas de las que ya hemos nombrado líneas arriba. Obtuvo así con el "Sporting Cristal", cinco campeonatos de la máxima categoría. Chachi Salhuana, Zoila Fernández, Luz Subauste, Lidia Quintana, Karin Jounet, Pilar Gaillour y Ana Guillén, son nombres inolvidables que agregamos en esta reseña a la selección que nos dio tantos momentos de emoción y alegría.

Este es el último cuadro y con
el que Bertha se despidió de
nuestra selección.
"Qué Notables Fueron" se siente muy complacido de haber reseñado a BERTHA AURORA ROMÁN IRIARTE. Ahora, a recuperar la salud con el mismo ímpetu de tus luchas por el balón y que siempre estabas dispuesta a encestar. Ha sido un honor realizar esta reseña. Espero agreguen a Antonieta Bernales de Serván, a su lista de amigas, aunque sea de suplente. Gracias a Dios salió bien de la operación, similar a la de Bertha. Compartimos con ella el Día de la Madre y las fotos que publico se las debo a Aurora, su encantadora hija siempre presente a su lado. Son dos y una nieta. Un lujo haber vuelto a ver a mi admirada amiga Bertha Román. Todas las fotos son valioso testimonio de la historia de Bertha Román y le deseo lo mejor para su salud y que se cuide mucho. Gracias.

Una muy buena caricatura del quinteto que 
deslumbró en su tiempo a la afición peruana
 y realizada por Víctor Leonardi.

jueves, 10 de mayo de 2012

PARTIÓ AL MÁS ALLÁ GILBERTO TORRES MORALES. FAMOSO FUTBOLISTA DE LOS TIEMPOS DE LOLO FERNÁNDEZ EN EL "UNIVERSITARIO DE DEPORTES".

Gilberto Torres
Morales
Para quienes no lo saben, estuve en un inmenso trajín para lograr conseguir ingresar a estos blogs. Recién el 4 de Mayo lo pudimos lograr. Al recuperar mi viejo correo, tenía acumulados cientos de "cartas" por contestar. Una de ellas, la del nieto de Gilberto Torres Morales. Nos consultaba si podríamos ir a su sepelio y decirnos que el 2 de Mayo, ojalá no me equivoque en la fecha, había dejado de existir. Logré responderle luego de sobreponernos a la noticia. Al día siguiente, no podía ingresar al Hotmail. Les doy el nuevo: josecarloservan@hotmail.es. Imprescindible crearlo para seguir sin contratiempos mayores.  Es así que vamos a lo que nos toca decir en este especial blog "Mis Condolencias".  Mis disculpas por no ir al grano en lo que significa esta reseña sobre Gilberto Torres Morales. Lo hago emocionado y triste por su partida. Aquí, tenemos la ocasión de reseñar a los personajes famosos que nos dejan y recordar algo de sus historias como es el caso de Gilberto Torres Morales.

Posan en la "U": Gasco, Rovay, Busanich, León,
Valdivieso y Da Silva. Abajo: Gilberto, Castro,
su cuñado, Lolo, Navarrete y Huapaya.
Todo mi pesar a su hija María, dama que nos atendía en su número telefónico y en cuyo hogar trataba Gilberto de superar los achaques de la vida. Recuerdo una última conversación de su hija y me invocaba lo llamara constantemente y que esto era lo que más necesitaba. Había perdido la memoria. Ya conocen el mal y para que vamos a incidir en ello. De lo que nunca pudo salir Gilberto es de mi corazón. Lo admiré desde mi juventud como hincha de la "U". Lo vi jugar maravillosamente y lo esperaba a la salida del viejo estadio nacional de madera, aquel obsequiado por los ingleses en José Díaz, hoy el renovado Estadio Nacional del Perú. Ver salir a Lolo, Ormeño, Da Silva, Terry y al propio Gilberto, era una enorme satisfacción. Todos sencillos con sus hinchas que los esperábamos con ansiedad.

El salesiano Gilberto.
Ingresaríamos a la radio en 1954 y  años despuès, ya en otra faceta, Gilberto Torres se había convertido en cantor de tangos y en un excelente productor de programas radiales. Oscar Artacho, le dio un espacio en Radio Selecta para que diera rienda suelta a su otra afición. Allí tuvimos ocasión de tratarnos  ya como colegas. Con los mismos gustos y nos deleitábamos recordando a Gardel, a Hugo del Carril y a Marianito Mores, su padrino como cantor del repertorio argentino. Fue un triunfador en este campo y ya en su etapa final nos dábamos un tiempo para reencontrarnos en mi barrio de Surquillo. Colaboraba cantando en las misas de la Iglesia de San Vicente de Paul, donde hice mi primera comunión. Terminada la actuación, volvía rápidamente a su hogar y fue por muy escasas ocasiones esta su hermosa tarea.

Delantera de nuestra selección. Gilberto,
Barbadillo, Valeriano, Drago y Morales.
Ya había desaparecido de su hablar "la bailarina loca", aquel apelativo que le pusieron como inquieto puntero de la "U". Una anécdota que pintaba a Gilberto, evadiendo los "machetes" de Marcos y Joe Calderón en su afán de despojarlo del balón. Un clásico Boys-Universitario. También evocaba sus triunfos en el juego de las "bochas". Repetido campeón sudamericano. Estuvimos en el sepelio de Oscar Artacho con su hermano Carlos y Alberto Baldovino. ¡Joyas del fútbol de ayer.

Parados en la "U": Luna, Da Silva, Ormeño,
Arias y Pasache. Abajo: Huapaya, Torres,
Espinoza, Lolo, Baldovino y Lolín.
Como comprenderán, y es así cuando pasan los años, no escuché por medio alguno de la radio y la televisión, algún comentario sobre su muerte.  GILBERTO TORRES MORALES. Con mucha modestia destaco sucintamente su historia. Un homenaje a su memoria que aflora con todo el dolor y orgullo de haber sido su amigo. Cada 15 de Agosto nos dábamos el lujo de saludarlo por su cumpleaños y eran largos minutos de tertulia. Ya está al lado de su Yolanda Castro y junto a la plana mayor de grandes jugadores de nuestro fútbol, allá en el cielo. Continuará en nuestros recuerdos y jamás se borrará de ellos porque fuimos amigos. DESCANSA EN PAZ. Gracias.


Es una transcripción desde nuestro blog "Mis Condolencias" como homenaje a la memoria del futbolista Gilberto Torres Morales. Estaremos atentos a su Misa del mes.