martes, 4 de mayo de 2010

"CÉSAR CUETO", SIMPLEMENTE: ¡EL POETA DE LA ZURDA!.

César: ¡Puro Corazón!
Se da un caso muy especial con este carismático jugador. Se hizo más notable, en la madurez de su edad. Ha integrado nuestras selecciones y jugado por su club, el Alianza Lima, en una serie de encuentros casi todos ellos de carácter celebratorio o benéfico. Su eterno talento de dominador del balón, una especie de malabarista con los piés, todo un espectáculo para los ojos, hace que el público, extasiado frente al televisor o en los mismísimos estadios, disfrute con sus extravagancias y termine aplaudiéndole.

Distinguido como "el poeta de la zurda", empezó a demostrar esta habilidad desde sus inicios. Nacido en el 52, está por cumplir los 58 y en su ambiente de los Barrios Altos, donde nació y creció, ya su izquierda se mostraba habilidosa al debutar por el "Peruano Fútbol Club". Como todo chico de barrio, la calle lo formó y entre pistas llenas de baches y burlando a los automovilistas, aprendió a sombrear la pelota. A colocarla en el sitio preciso, a driblear en pequeñas áreas y a colocar goles cuando y donde él quisiera.

¿"Muni" o "José Gálvez"?
Estuvo en las divisiones inferiores de Alianza y debutó ante Municipal a los 16 años, jugando como puntero izquierdo en la delantera de "Pitín" Zegarra, Perico León, Teófilo Cubillas y Julio Baylón, es decir, los astros que triunfarían en México 70. Era difícil encontrar un lugar en esa escuadra íntima y a fin de estar activo y siendo tan joven, jugaría por el "José Gálvez" de Chimbote, llegando a clasificar en una liguilla con Luis La Fuente y el destacado portero Otorino Sartor. En una segunda fase, volvieron a Segunda.

Integró el Deportivo Municipal, cuadro que sufría deficiencias económicas que incidieron en el rendimiento de sus jugadores. Volvió al Alianza y bajo la tutela de Marcos Calderón se emcontró con su ubicación de centro campista y al lado de todos sus consagrados futbolistas. Evoca a González Ganoza, el gran arquero que sucumbiera en la tragedia del 8 de Diciembre. No puede olvidar el tremendo gol que le hiciera al "loco" Quiroga en el "Cristal", al que le bombeó la pelota desde el centro del campo, con un gol inolvidable.

 ¡Magos con Cubillas y Sotil!
Emigró a Colombia y allí demostró su talento y habilidades. En el 79 jugó por el "Nacional de Medellín y condujo al cuadro por la senda que lo convertiría en campeón. Se convirtió en estrella de ese país y recibió oferta del América de Cali, equipo al que se entregó e hizo campeonar en el 84. Lo haría despues por otros clubes, hasta que decidió retornar a la Patria. Con nuestra Selección, ganó la Copa América en 1975 y jugó en los Mundiales de Argentina 78 y España 82. Es parte de la generación triunfadora del 70.

Esta es la reseña de un eterno actor del fútbol peruano. Pasan los años y siempre nos deleita con sus toques y filigranas. Es el mago que esconde el balón y lo hace aparecer cuando quiere. Sigue actual en la noticia y es ejemplo de gran valor para la juventud. "CÉSAR AUGUSTO CUETO VILLA" es, con toda justicia, un Notable del Fútbol Peruano y al que admiramos por su comportamiento ayer y hoy, dentro y fuera de los escenarios que lo vieron triunfar. Mis saludos, "Poeta de la Zurda". ¡Todo un Campeón!. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario