sábado, 17 de septiembre de 2011

UN 17 DE SETIEMBRE DE 1996 SE NOS FUE "LOLO FERNÁNDEZ". ÍDOLO MÁXIMO DE LA "U" Y DEL FÚTBOL PERUANO.

Una inolvidable participación
de "Lolo" en el programa de
Pablo de Madalengoita.
Mucho se ha escrito sobre Lolo Fernández, nuestro brillante goleador identificado sólo con el Universitario de Deportes. El verdadero jugador de fútbol que lo dio todo por su camiseta crema. Desde la década de 1930 que llegó de su San Vicente de Cañete, se mantuvo firme en la "U". Durante 23 años, su presencia en el campo era atracción para todos y aquel público, sea de su equipo o de otro, valoraba al "cañonero" porque, igualmente, se entregó a la Selección Peruana y jugó por ella 32 encuentros y anotó 24 goles. A la izquierda, una de las visitas para cumplir las tareas en los programas que animara Pablo de Madalengoitia y del que fuimos locutor comercial. Siempre sencillo y cumpliendo con una misión benéfica.

"Lolo" y "Pelé", ejemplos
para la juventud.
Esa es la virtud de esta figura deportiva y que jamás se envaneció por la fama y deshechó contratos para jugar fuera de nuestro Perú. En realidad, no existía el fútbol comercial que hoy conocemos. Es fácil deducir lo que manifestamos, porque los "sueldos" eran sólo propinas. El mismo "Lolo" comentaba ya en su retiro y para la televisión, siempre de manera risueña y criolla que, luego de cada encuentro, pasaba por caja y tenía sus seis o más "soles oro" por haber jugado y sin extras por gol anotado. Jamás se engrió. Al lado posa con otro legendario del fútbol brasilero y mundial: "Pelé"

"Lolo" cargando al "mago"
Juán Valdiviezo. 
En mi blog "Qué Notables Fueron", dedicado a los deportistas que hicieron historia en nuestra Patria, recibí un comentario de un hincha que rechazaba el haber conceptuado a "Lolo", como "el ídolo máximo del fútbol peruano". Y le respondí que no eran palabras mías. Los diarios y revistas de esos tiempos, así lo destacaban. No existía el egoísmo ni intereses periodísticos de hoy. Además, su sencillez, modestia y disciplina eran su mejor carta de presentación. No tenía anticuerpos. Jamás declaraba nada en contra de nadie. La foto en la que carga a Valdivieso es elocuente. Pertenece a la década de 1930, antes o después que fueran a Berlín estos extraordinarios jugadores. Escenario, el viejo y primer Estadio Nacional con graderías de madera. Tuvimos la suerte de verlo jugar, alternar con él y gozar de su simpatía. De mucha chispa y al lado de otros famosos como "Prisco" Alcalde, el "mago" Valdivieso y Juán Criado "el arquero cantor".

"Lolo" entre Adolfo Zelada y
José Ladd,  músicos notables
del criollismo peruano. 
En oportunidades de oro, gracias a José Lázaro Tello, locutor maestro que nos metía en el ámbito criollo y deportivo nos hallamos en medio de los nombrados más arriba y Lolo Fernández. No me lavé las manos tres meses. Fue en una de las oficinas de la Municipalidad de Lima y estuvo el fdamoso "Reflejos", fotógrafo de un diario local y que nos hizo posar, pero no volví a ver más. ¿Cuántas anécdotas se escucharon? Perdimos la cuenta. Siendo fiel admirador del "cañonero", lo visitábamos en La Maison de Sante y le dábamos su paseo, cuando ya el mal que padecía era irreversible. Bastón en mano y soportando años, era el ídolo que jamás dejó de serlo. La foto de la derecha se la agradezco a José Ladd Jr., hijo del "gringo Ladd, que fuera integrante de "Los Chalanes" de Sotomayor y del trío "Los Troveros Criollos" con Lucho Garland y Humberto Pejovés. Zelada, Ladd y Luis Pérez, primera voz, conformaban el trío "Los Galanes".

 Él y Augusto Ferrando.
Todo el mundo lo reconocía en la clínica y le saludaba. Dentro de nosotros, afloraba el sentimiento del hincha y, pese a que teníamos los halagos de ser, de algún modo, personaje de la televisión, quedábamos insectos ante la verdad que presenciábamos. "Lolo", disminuído físicamente, continuaba siendo atracción para su público. Quienes le pasaban la voz, lo hacían con verdadero cariño y admiración. Cuánto le agradezco a aquella enfermera que nos otorgó ese privilegio de poderlo pasear por los pasillos de la Maison de Sante al más querido delantero de la "U". En la foto posa al lado de Augusto Ferrando y al que consideraba el mejor animador de entretenimiento en la radio y la televisión y que, por nuestra parte, lo consideramos justo. 

Valeriano y Lolo: Leyendas.
Nació un 20 de Mayo de 1913 y fecha coincidente con el natalicio de mi hermano César. ¡Cómo olvidar a "Lolo"! Lejos están Berlín y la selección por la que jugó 32 encuentros y anotó 24 goles. El combinado del Pacífico con jugadores del Alianza, Chalaco, Colo Colo de Chile y Universitario. Los seis títulos de campeón con la "U" y sus 7 veces goleador máximo del fútbol peruano. Para qué les cuento más. Tiene su estadio y es una historia ejemplar. Foto de despedida con Valeriano López, en su época y en el Boys, el más espectacular cabeceador de nuestro fútbol. Teodoro Oswaldo Fernández Meizán, "LOLO FERNÁNDEZ", sigue señalando goles cada vez que se le recuerda. Fue el "cañonero inmortal". Gracias 

No hay comentarios:

Publicar un comentario