viernes, 12 de febrero de 2010

"ALEJANDRO VILLANUEVA MARTÍNEZ". ¡ÍDOLO DEL ALIANZA LIMA! INMORTAL FIGURA DEL FÚTBOL PERUANO.

Alejandro
Villanueva
"Fue un maestro sin igual, que nos hizo delirar, con lo grande de su juego y de su escuela". Pintura musical de Pedro Espinel, para dejar en el recuerdo, al más grande futbolista del ayer. Inmenso de estatura, largo como una manguera y de allí su famoso apelativo. Mi hermano Angel, muy aficionado al futbol e hincha fanático de la "U", ponderaba a Alejandro y quedaba extasiado cuando este, en medio de la cancha, deslumbraba a su público con una demostración de habilidad con el balón en sus pies. Nació en dominio criollo en el Rímac y su infancia la pasó en Malambo, aprendiendo desde niño a dominar la de trapo.

Pasaría a Maravillas en los Barrios Altos y no podría ser de otra manera. Todo le quedaba chico. Es que creció tanto que había problemas para vestirlo. ¿Cómo aprendió a jugar? Nada de eso. Nació jugando. Fue la picardía propia de los de su raza. Llegó sazonado. Don José María Lavalle, el "Wing de la Marinera", cuando con su camión municipal daba de beber a los jardines victorianos, blanqueaba los ojos para hablar de Villanueva. "Un juego exquisito y dominio absoluto de la pelota. Cuando Alianza bajó de categoría, con sus geniales jugadas de "Maestro", hizo que su equipo volviera al lugar que nunca debió dejar". 

Capitaneando al Alianza.
Fue campeón con el Alianza en muchas veces y se consagró goleador en otras tantas. Las famosas fotos del "rodillo negro", aquel que aplastó a los chilenos en 1935, hablan por si solas. Imagínense a José María por el ala derecha y conversando con Adelfo. Alejandro, poniéndole pelotas a Lolo y este, convirtiendo los goles que, en la punta izquierda, celebraba José Morales. En el arco, admirando a los artistas, el "mago" Juán Valdivieso volaba de vez en cuando para atrapar un balón. Deleitó con su sapiencia criolla a propios y extraños de todo el mundo. Lolo, recordaba con añoranza las Olimpiadas de Berlín a su lado.

Alejandro Olímpico
Alejandro Villanueva, que como primer nombre se llamaba Carlos y cuya mamá apellidó Martínez, debutó con la selección a los 19 años. La defendió en la Primera Copa América, en 1927. En el 30 fué al Mundial de Uruguay y en 1936, hizo parar de indignación a Hitler con sus jugadas maravillosas ante Austria en las famosas Olimpiadas de Berlín. Allí lo acompañaron Lolo, Magallanes. Campolo Alcalde y Morales. El, solito, anotó 4 goles. Un par a Austria y otro par a Finlandia. Por supuesto que Lolo "el cañonero", también "mojó". Lástima el retiro de nuestra selección y muy acertado, ante la prepotencia nazi. Aquel retorno de nuestro seleccionado olímpico al Perú, fue apoteósico. Nada de antes y después, podrá borrar nuestras hazañas .

Alejandro Villanueva olímpico en Berlín de 1936
Recordándolo y pensando en el juego que brindó, nos inspira a escribir con alegría sobre su historia. Por eso, Pinglo y Esquivel, le cantaron con sus composiciones de manera auténtica. Tuve la inmensa suerte de oir a Alfredo Leturia, en gran cantor criollo en sus años mozos y en un cumpleaños de mi madre, interpretar el inmortal vals de Espinel, "Alejandro Villanueva". Inolvidable, Los campeonatos de esos tiempos eran muy cortos. Nada de concentraciones y la indisciplina se hacía dueña inmisericorde del ídolo, del maestro de la pelota, que se olvidaba de su salud por culpa de un vaso. Lo malo es que disfrutaba del elixir de los dioses y que afectaba a los humanos como él.

Lolo y Valdivieso.            "Manguera" Villanueva

Un día 11 de Abril de 1944 pagó cara su bohemia. Víctima de la tuberculosis, en una sala del Hospital 2 de Mayo, nos dejó para siempre. Se decía que su último partido lo jugó con fiebre y terminó muy mal. ¿Si fue notable?... ¡Válgame Dios! Con su metro 92 de estatura, era difícil no verlo. Es el ídolo eterno del Alianza Lima. Por algo su estadio lleva su nombre. Tan querido como "Lolo" en la "U", el gran "Manguera" seguirá guiando los pasos de los íntimos de la Victoria. Me ha sido grato reseñar al inolvidable, al maestro genuino del fútbol peruano, al inolvidable "ALEJANDRO VILLANUEVA" que dio lauros al Perú. ¡Ídolo Eterno! Gracias.

2 comentarios:

  1. perdón y con mucho respeto , pero e leído con estupor el comentario que hizo sobre villanueva , como por ejemplo el que dice, al mas grande futbolista del ayer , o el de , hizo parar a hitler , esta bien ser hincha de su equipo pero por lo menos al tratar de escribir como periodista serio, debería de dejar los fanatismos a un lado por que nubla el análisis y raciocinio

    ResponderEliminar
  2. Estimado "memento":
    ¿A que "barra brava" pertenece?. No se si es Ud. el mismo que me acusó de exagerado en mi reseña de Lolo Fernández. Repito, no soy periodista. Tampoco soy hincha de Alianza Lima y si de la "U". Dimensiono a Villanueva, como lo hicieran quienes lo conocieron. El mismo José María Lavalle, que criticaba sus malos comportamientos, comentaba entre amigos las virtudes de Alejandro Villanueva. En efecto, dije que "hizo parar a Hitler", es una metáfora que me permití hacer pero no para atormentarlo a Ud. La historia afirma que este dictador, no permitió que nada ni nadie superara a su raza. De allí mi "floro". Nada más. Discúlpeme si lo hago enojar pero lo invito a gritar conmigo ¡Y dale "U"!. Un abrazo.

    ResponderEliminar