domingo, 28 de marzo de 2010

"GUSTAVO TARRILLO UGAZ". ¿ARQUERO CON SUERTE O BUENA COLOCACIÓN?.

Gustavo Tarrillo Ugaz
Este personaje de nuestro fútbol pasado fue notable, porque el público consideraba que tenía "buena suerte" y que evitar goles de penal o cubrir muy bién sus ángulos, se debía a que tenía un santo protector. Nada más incierto. Jugó por el Mariscal Sucre, aquel de Germán Colunga y el "macho" Gómez". No era de gran talla y jamás dejaba su gorra con visera, ni en el más frío invierno. Ha sido un notable jugador y no recuerdo malas acciones de su parte. Sencillo y de perfil bajo. Clásica era su chompa a cuadros.

Gran deportista.
Logró hazañas increíbles, como responderle a los artilleros goleadores de su época. Nada menos que jugó ante Lolo, Valeriano, Mina, Aparicio, por nombrar a los más famosos. Y sabía sacarlas casi cuando eran goles, frente a los "tres gatitos". Era un "lechero", de allí que cobró fama como "tarro de leche". No fue para nada espectacular y eso llamaba la atención porque, treméndamente ecuánime, no se si por brujería, todas las pelotas llegaban fácilmente a sus manos. Tremendo sentido de colocación.

Gustavo sonriente.
El Mariscal Sucre, equipo victoriano muy popular y vecino de los íntimos, es parte de la historia del fútbol nacional. Don José Luna, apodado "gallareta"´, a quien tuvimos como entrenador en el Ciclista Alianza de Surquillo, nuestro equipo de barrio, era conversando un angel de Dios, pero en la cancha, al lado del "Macho" Máximo Gómez, conformaba la pareja más brava de los dinamiteros. Estos dos "nenes", fueron la defensa de Gustavo Tarrillo, el arquero "lechero". ¿Es que asuustaban a los delanteros? Las fotos que nos acompañan nos la remitió su nieto Ricardo Tarrillo Amaya, a quien se lo agradecemos. 

Contra la "U" en gran
intervención.
 Analizando más seriamente a este grato golero, tuvo una habilidad congénita. Nació con el sentido mayor de un guardapiolas: la ubicación. Otra cualidad más: la intuición. Le agregamos la serenidad y estaba completo. Cuantos arqueros hubieran deseado tener la "buena suerte" de Tarrillo. Bien ubicado, logró desviar tremendos "cañonazos" de Lolo Fernández. Al cabeceador máximo de nuestro fútbol, Valeriano López, con esa intuición natural, le adivinaba el lugar en el que iba a dirigir el balón. ¿Era suerte? Hoy podemos afirmar que se trataba de su buena ubicación en los tres palos.

Con sus rodilleras
Ya quisieran Butrón, Delgado o "chiquito" Flores, nuestros actuales grandes arqueros, haber tenido "la suerte" de Gustavo Tarrillo. Imagínense que jugadas bien hilvanadas de Tito, Vides y Caricho, llegaban suavemente a manos de nuestro personaje. ¡Parecía magia!. ¿Estamos exagerando?. Consulten al abuelo y tendrán una respuesta de completo acuerdo con nosotros. En las tribunas, las matracas hechas con "tarros de leche", tenían una sonoridad celestial  para los dinamiteros del Sucre.

Tarrillo y Colunga.
Debemos agradecer, a quienes nos brindan su atención. La idea de rescatar del olvido a los notables del deporte peruano, va consiguiendo sus objetivos. Evocando con algo de buen humor, quedan estas reseñas. Lo que hemos relatado del arquero del Sucre, es cierto. ¡Claro que tuvo sus tardes "sin suerte"!. Algunas veces se llevó su buena canasta de goles, pero nadie debe olvidarlo. Fue figura de las décadas de 1940 y 1950. Un astro del fútbol peruano. "GUSTAVO TARRILLO", el popular "tarro de leche" y gran arquero del Mariscal Sucre de la Victoria. Gracias.



4 comentarios:

  1. Hola mi nombre es Gustavo Tarrillo soy nieto de GUSTAVO TARRILLO tarro de leche les doy gracias por poner esta nota sobre mi abuelo se los agradezco mucho y se que desde donde este el esta feliz por q sus grandes hazañas nunca se dan olvidadas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Gustavo nieto. Esperamos fotos de tu abuelo y si las posees envíalas a mi correo: josecarlosservan@hotmail.com. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, soy Ricardo Tarrillo Amaya y me siento muy orgullos que esta pagina le rinda un homenaje a mi abuelo a quien nosotros cariñosamente llamabamos "Papatavo", el siempre fue un gran deportista y una gran persona, lo extrañamos mucho y espero que este mensaje le llegue hasta el cielo donde nos esta esperando.

    ResponderEliminar
  4. Ricardo:
    Volver al pasado y evocar mejores épocas como lo fue el fútbol que practicó tu abuelo "Papátavo", nos envuelve en nostàlgica melancolía. Te doy un abrazo y te agradezco las fotos.

    ResponderEliminar