viernes, 26 de marzo de 2010

"ALFREDO, VIDES Y NEMESIO". ¡LOS HERMANOS MOSQUERA EN ACCIÓN!.

Permítanme que me soslace al recordar a los Mosquera de mis tiempos. Todavía existía el "Sporting Tabaco" y allí jugaba Alfredo. Dinámico y práctico en sus diabluras con el balón. Cómo olvidar un rechazo del chiclayano Quiñónez, recio defensa, directo a Faustino "el chino" Delgado que habilitó al "toque" al gran Alfredo Mosquera y este, "de palomita" la introdujo al arco del flaco Suárez. Llegaría a jugar por el Cristal y emigró, como muchos, al "Dorado" de Colombia. 

Fue un jugador de primera serie. Cerebro y temperamento puestos al servicio de los "cigarreros". Esa linrea media compuesta por Cavero Matos, Goyeneche y Condemarín. Todo el Rimac estaba presente en cada encuentro. Un delantero centro, Julio García, hermano de "Perico" el boxeador, era parte de ese equipo. Se fue a México y desapareció. El que más nos impactó fue, sin dudas, Alfredo Mosquera, perteneciente a ese clan de habilidosos y mágicos jugadores que hacían delirar a las tribunas.

Los párrafos siguientes son para el artista. Verlo era un deleite y nos sentíamos en un circo con banda y música para acompañar sus jugadas. ¡Claro!. Pertenecía al Municipal y era uno de los 3 gatitos. Aplausos cuando menciono a "Vides Mosquera", el terror de los grandazos. Académico y con buenas notas. Se doctoró en hacer goles de "taco" gracias a que jugaba con Tito y Caricho. Cuando se juntaban, todos los gatos del José Díaz, ronroneaban y maullaban de felicidad.

En esos campeonatos "Relámpago", en los que participaban todos los equipos, el "muni" fue siempre estelar gracias a Vides Mosquera. En una de sus eliminatorias, juntos los 3 gatitos, elaboraron un juego que culminó con Vides, ¡no sé cómo!, corriendo y mirando al arco, recibir una bola de Caricho y con el taco, directo al rincón de las ánimas. Quedó registrado ese gol en mis retinas y lo expongo en esta reseña, evocando al gran "VIDES MOSQUERA", el primer fantasista del fútbol peruano.

Hemos tenido ocasión de saludar al maestro y verlo en la televisión o escucharlo en la radio, porque es un buen comentarista. Mis saludos para su persona. Llegamos entonces al menor de los Mosquera. Tiene nombre de "serrucho". ¡Claro!, se trata de Nemesio, el chicuelo que hacía de las suyas en la punta izquierda del Municipal y dejaba sin cintura a Da Silva o Gasco de la "U". Luego del partido buscaban a un "huesero" para recomponerse. Más endiablado que Nemesio, ni el mismo "sata".

En aquellos tiempos los "quiroprácticos" se hubieran llenado de plata. Los sigo admirando por que vivo de mis recuerdos, de los buenos, de los que me hagan sonreir y volver a vivir. Allí están los tres: "ALFREDO", el más serio y tranquilo. "VIDES", como si estuviera haciendo malabares con tres pelotas. "NEMESIO", un equilibrista de la cuerda floja, cruzándola con el balón en los piés. ¡LOS HERMANOS MOSQUERA EN ACTUACIÓN!. Si han visto otro trío igual, ¡NO LO CREO!. Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario